¿Qué es y qué no es el carpooling?

¿Qué es y qué no es el carpooling?

¡Te contamos las diferencias entre carpooling y carsharing!

Estamos en un momento en el que la movilidad en las ciudades es una preocupación cada vez mayor. Hay numerosas soluciones, desde el ámbito público y privado, como pueden ser los autobuses, el metro, el motosharing, carsharing etc.

¿Pero sabemos realmente la diferencia que hay entre todas las soluciones innovadoras que han irrumpido en nuestras ciudades? Nosotros te lo contamos.

¿Qué es y qué no es carpooling?

Carpooling es “compartir coche”, es decir, si fueras conductor, “alquilarías” las plazas que quedaran libres en tu vehículo cuando decidieras viajar. Todos conocemos varias opciones de carpooling para largas distancias. ¿Y en corta distancia? Es decir, ¿y dentro de la ciudad?

Zityfy es la solución de carpooling y motopooling para moverse dentro de la ciudad, de una forma más eficiente y contribuyendo a la reducción de la huella de carbono dentro de cada ciudad.

¿Imaginas disponer de una plataforma que nos permitiera publicar y buscar viajas? De este modo, compartiríamos trayecto con otros pasajeros. Así, reduciríamos el tráfico y caos vehicular, además, contribuiríamos a cuidar el medio ambiente. Con una fórmula sencilla podríamos optimizar el uso del automóvil, evitando asientos vacíos.

Pero, ¿qué diferencia hay con el carsharing?

La principal diferencia cae sobre la propiedad del vehículo: mientras que en el carpooling el vehículo es normalmente propiedad del conductor – puede no serlo-, en el carsharing no es propiedad del conductor.

El capooling cuenta con beneficios desde un triple punto de vista: económico, social y ambiental.

Entre ellos, se encuentran: ahorro de tiempo en circulación, ya que al compartir vehículo se reduce el número de automóviles en la calle; reducción de emisiones CO2; ahorro económico, ya que se comparten los gastos de desplazamiento; prevención del estrés generado al tener que conducir en horas críticas susceptibles de poca fluidez de tráfico; y la socialización, conociendo a personas nuevas.

Por el contrario, el carsharing es un servicio de alquiler de coches por horas, en determinados momentos según necesidad. Se trata de otro modo de conducir un coche en la ciudad, sin tenerlo en propiedad.

Nosotros, sin duda, apostamos por un modelo de movilidad sostenible. ¿Y tú, con cuál te quedas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *